Carritos de chuches para bodas pensadas al detalle

Nov, 17, 2015

Carrito de Chuches

Carritos de chuches para bodas pensadas al detalle

El día de la boda es un día muy especial. Los novios lo esperan con ilusión y durante los preparativos piensan en todas las posibilidades que tienen a su alcance para que su boda tenga un significado importante para todos sus invitados. Los novios cuidan todos los detalles e intentan dejar su personalidad en todos ellos para que todo el que asista y los conozca bien sepa que quieren compartir su felicidad con ellos.

Cada vez se preparan las bodas con más antelación, por lo que se dispone de mucho tiempo para organizar todo con el máximo detalle. La música de la ceremonia, las flores decorativas, las invitaciones, el menú, la animación para el banquete, el fotomatón para bodas… son muchas las cosas en las que se debe pensar.

La mayoría de los novios organizan un baile después de su banquete de bodas. Éste es el momento en el que se olvidan todas las formalidades y los novios, por fin, se dejan llevar y lo pasan realmente bien con sus familiares y amigos. Y como consecuencia de las risas, los bailes y la diversión se abre el apetito de los invitados. Pero… ¿qué hacer después de haber disfrutado de una copiosa cena?

Son muchos los novios que se decantan por una recena, en la que pasado algún tiempo tras el comienzo del baile se pueden tomar algunos aperitivos similares a los que se tomaron durante el cóctel de bienvenida. Jamón, embutidos, queso o canapés suele ser lo más corriente.

Para los novios que quieran ofrecer algo diferente que calme el apetito y ayude a reponer fuerzas pero que sea demasiado pesado a altas horas de la madrugada existe otra opción novedosa y muy original: los carritos de chuches.

Las gominolas, los caramelos y el chocolate son los reyes de estos carritos que pueden situarse en lugares estratégicos del salón para que todos los invitados puedan acceder fácilmente a ellos. Gracias al azúcar que aportan los invitados tendrán fuerza para bailar toda la noche sin desfallecer.

¿Qué incluir en un carrito de chuches el día de tu boda?

El carrito será parte de la decoración del salón, por lo que es importante pensar también en su aspecto para que luzca mucho y llame la atención. No es necesario que todo lo que pongamos en el carrito sea comestible, podemos utilizar el carrito para ofrecer más diversión a los invitados.

Gominolas en forma de corazón

En una boda se celebra el amor, así que las tradicionales gominolas en forma de corazón no deben faltar en todo carrito de chuches que se precie. Además de representar a la perfección la celebración del amor de los novios que han contraído matrimonio, son chuches blanditas y muy fáciles de comer. Los invitados se pelearán por coger una.

Chocolatinas ligeras

El chocolate siempre apetece y son muchos los que no pueden decir que no. Pero después de una gran cena es preferible elegir chocolatinas ligeras para evitar que los invitados sientan que han comido demasiado.

Las mini chocolatinas y bombones con sabor a menta o fresa son aperitivos muy ligeros y fáciles de comer. Además el chocolate marida a la perfección con el cava y los vinos espumosos, un postre perfecto para los más exigentes.

Piruletas de colores

Elige piruletas grandes y bonitas, con muchos colores. Haz de las piruletas la pieza central del carrito, serán el señuelo para que los invitados se acerquen y descubran todo lo demás. Seguramente ninguno de tus invitados se comerá la piruleta, pero todos cogerán una para guardarla de recuerdo.

Piruletas para carritos de chuches

Papelitos secretos

Si quieres animar la fiesta coloca un recipiente con papelitos en los que hayáis escrito retos para los invitados. Por ejemplo: “sácate una foto con alguien que lleve un vestido del color de tu corbata y envíasela a los novios” o “canta una canción para la novia” o “saca a bailar a la madre de la novia”.

Gracias a estos juegos secretos los invitados podrán relacionarse entre sí aunque no se conozcan y los novios disfrutarán viendo cómo todos lo pasan bien.

Chapas personalizadas

Coloca chapas personalizadas en el carrito para que los invitados elijan la que mejor les defina. Desde “soy la reina de la fiesta” a “9 de cada 10 chicas me recomiendan” puedes ofrecer a tus invitados otra forma divertida de que los demás les conozcan mejor y de mostrar su sentido del humor riéndose de sí mismos.

Chapas para bodas

En definitiva, para conseguir que tu boda sea especial y que los invitados recuerden tu enlace con cariño debes apostar principalmente por la originalidad y el sentido del humor. ¿Nos cuentas cómo ha ido tu boda?

 

Déjanos tu comentario