La boda se celebró en Valencia, concretamente en una Masía de Catarroja. Lo pasamos genial, y el fotomatón, fue la estrella del dia. Los invitados no pararon de hacerse fotos, y no dejaron de comentar lo mucho que les gustó. En definitiva, un gran acierto haber contratado a RISBOX, muy profesionales y atentos a todo